Cataratas de Costa Rica

En Costa Rica, decenas de manantiales de montaña, arroyos y ríos serpentean por el bosque; y con tanta agua dulce, Costa Rica ha logrado satisfacer una parte importante de sus necesidades energéticas a través de la generación de energía hidroeléctrica. A medida que los ríos recorren su camino al mar a través de terrenos exuberantes, cientos de cascadas se pueden encontrar en toda la selva y las zonas montañosas. Numerosas cascadas son desconocidas o permanecen cerradas al público; pero muchas de las más impresionantes conforman excelentes destinos para una excursión de un día y darse un refrescante baño por la tarde.

Catarata La Fortuna

Situado a sólo 6 km del pueblo de La Fortuna, esta impresionante catarata proporciona a los visitantes un maravilloso lugar para nadar y relajarse. La ubicación de esta cascada no podría ser mejor, se encuentra situada en la base del cerro Chato, en medio de un exuberante bosque tropical.

Cataratas de Montezuma

Este conjunto de cataratas se encuentra a las afueras del pequeño pueblo de Montezuma, a lo largo del extremo meridional de la Península de Nicoya. Ellas son, como mucha gente dice, algunas de las mejores del país.

Cataratas Viento Fresco

Se establecieron cerca de la carretera que conduce a Monteverde y Santa Elena, las cuatro Cataratas Viento Fresco son una manera divertida para empezar el viaje y realizar una caminata corta. Hay muchas rutas que pasan por las escarpadas montañas de Tilarán, y si usted tiene el tiempo, las Cataratas Viento le estarán esperando.