Trinidad

Trinidad es una ciudad colonial y muy encantadora situada en el centro de Cuba. Sus calles adoquinadas, sus casas históricas y su ambiente animado hacen que sea un destino de primera en Cuba.

Situado a 50 millas (80 kilómetros) al este de Cienfuegos, Trinidad es una ciudad colonial muy bien conservada ubicada por las costas del sur de Cuba. Está respaldada por la boscosa Sierra del Escambray y en frente de una parte preciosa del Caribe. La ciudad es como algo salido de una postal, con los coches clásicos, calles empedradas y pintorescos cafés. Las estrechas calles de Trinidad están bordeadas de casas color pastel, muchas de las cuales datan del siglo XVIII. Verás lugareños paseando en los coches de caballos y vecinos charlando en frente de sus casas. Trinidad es realmente muy especial, no es de extrañar que toda la ciudad sea un monumento nacional.

Dicho esto, es bueno ser sincero, ya que Trinidad es una ciudad muy turística. Los extranjeros realmente la aman y los verás en la mayoría de los lugares. Sin embargo, no deja de ser una ciudad maravillosa, y es muy comprensible el por qué la mayoría de los viajeros quieren incluirlo en su itinerario.

Diego Velázquez fundó Trinidad en 1514. Los españoles construyeron aquí una mina de oro y también se utilizó la ciudad como base para barcos que se dirigían a la conquista del imperio azteca en México. Trinidad finalmente se hizo rica con las importaciones de esclavos de Jamaica para ponerlos a trabajar en las plantaciones locales de azúcar. El Valle de los Ingenios, en las afueras de la ciudad, era el hogar de varias plantaciones de azúcar muy lucrativas y el dinero de estas ayudó a construir muchas de las mansiones de la ciudad. En el siglo XIX, Trinidad comenzó a perder terreno frente a otras ciudades en Cuba y por la vuelta del siglo XX ya la ciudad se encontraba en muy mal estado. Sin embargo, en la década de 1950, una ley de conservación ayudó a detener el desarrollo de nuevos proyectos y la ciudad se convirtió en un monumento nacional en 1965. Fue restaurado el centro histórico y Trinidad fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Hoy en día. la mayoría de los sitios de interés se encuentran dentro del núcleo histórico. Plaza Mayor es el corazón de esta zona. Este parque está bordeado de palmeras y bancos de hierro forjado. La Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad se encuentra en la esquina noreste de la plaza. Esta catedral data del siglo XIX y aquí se realizan misas regularmente, asegúrese de visitar la iglesia durante la Semana Santa si su viaje es a finales de marzo y principios de abril. De esta forma podrá admirar elaboradas procesiones religiosas y disfrutar de un ambiente festivo.

Varios museos rodean la plaza, al igual que un buen número de restaurantes y bares. Pasando la escalinata norte de la Plaza Mayor usted encontrará música y baile en la noche organizado por la Casa de la Música. Pero si quiere más diversión, diríjase a la Casa de la Trova o a la Casa de la Cultura, las cuales cuentan con músicos que tocan melodías que tanto lugareños como extranjeros pueden disfrutar. También hay una serie de lugares para aprender salsa y otros bailes tradicionales en Trinidad. Después de una lección o dos, puedes llegar a los salones de baile locales para probar tus movimientos.

El mejor museo de la ciudad es el Museo Histórico. Este se encuentra en una gran y exquisita casa y se dedica a la historia de Trinidad. Hay exposiciones sobre las plantaciones de azúcar y la cultura afrocubana, también puede subir al mirador y disfrutar de unas fabulosas vistas de la ciudad.

Trinidad tiene una serie de excelentes opciones gastronómicas. Usted puede deleitarse con la cocina tradicional y creativas fusiones culinarias en muchos paladares (restaurantes privados). A menudo, estos restaurantes ofrecen música en vivo.

Fuera de Trinidad, los visitantes pueden realizar diferentes actividades. La hermosa playa de arena blanca “Playa Ancón” está a un corto trayecto en coche. Esta playa es un lugar perfecto para tomar el sol y nadar en el océano. Las montañas de Trinidad son el hogar del Gran Parque Natural Topes de Collantes, que alberga una gran variedad de excelentes rutas de senderismo, muchos de los cuales conducen a hermosas cascadas. Y no se olvide del Valle de los Ingenios a unas pocas millas fuera de la ciudad, este valle fue el hogar de algunas de las más ricas plantaciones de azúcar en Cuba. Hoy en día, se pueden visitar los restos de estas plantaciones.

Ten en cuenta que los residentes de Trinidad son tan amables como en todas partes de Cuba, por lo que podrían ser muy insistentes en ofrecer restaurantes o tours. Si usted no está interesado en ir, bastará con decirles un simple "no, gracias".

Trinidad
Central Cuba, Cuba, Centroamérica

Tour Guiado

Histórico

Caminata

Tour de Ciudad

Caminatas en Naturaleza

Cabalgatas

Museo

Viaje de Playa

Fotografía

Más

Puntuación media
99 Comentarios

Sin comentarios aún

TrinidadTrinidad99

Hospedaje Cercano