Los Parques Nacionales de Panamá

Las 76 áreas protegidas de Panamá cubren aproximadamente dos millones de hectáreas (5 millones de acres) del país, es decir, alrededor del 25 porciento de la superficie total de Panamá. Muchas de éstas áreas son parte de la red de parques nacionales, la cual incluye 13 parques marinos y nacionales, y uno internacional. Asimismo, el primer parque nacional del país, el Parque Nacional Altos de Campana, fue fundado en el año 1966 y todos los demás parques se han establecido desde entonces.

Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí

El Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí se extiende a través de 14,740 hectáreas de la costa del Pacífico de Panamá. Fundado en el año 1994, este parque marino protege islas, arrecifes, manglares, y todo tipo de vida silvestre marina y terrestre. Es un gran lugar para practicar snorkelling, bucear, pescar, o simplemente disfrutar de una playa aislada de todo lo demás.

Parque Nacional Coiba

El Parque Nacional Coiba de Panamá es increíble y muy exótico. Situado a lo largo de la costa del Pacífico cerca del Golfo de Chiriquí, este enorme parque protege la isla más extensa del país y algunas de las aguas más ricas en biodiversidad de Centroamérica. Tan sólo por esta razón, es un claro favorito entre buzos y aquellos que disfrutan practicar snorkelling.

Parque Nacional Volcán Barú

Situado a las afueras del pueblo Boquete, en las tierras altas del oeste de Panamá. El Parque Nacional Volcán Barú es grande e impresionante. El cual, cuenta con el único volcán de Panamá, siendo el pico más alto y con varios senderos escénicos. Es frecuente encontrar a los aficionados de la observación de aves principalmente en el parque, ya que ofrece la oportunidad de ver a una de las aves más elusivas de Centroamérica, el quetzal.

Parque Nacional Chagres

Establecido en 1985, el Parque Nacional Chagres cubre aproximadamente 319,000 acres de tierra cerca del Canal de Panamá. El parque protege el Lago Alajuela y la cuenca del río Chagres, el cual es una importante fuente de agua para la ciudad de Panamá y Colón.

Reserva Forestal Fortuna

La Reserva Forestal Fortuna de 58.185 acres es uno de los bosques nubosos más extensos de elevación media en Centroamérica. Ubicado en las tierras altas occidental de Panamá, la reserva protege más de 1.000 especies de plantas y cuenta con una de las mejores observaciones de aves en el país.

Parque Nacional Altos de Campana

Altos de Campana es el parque nacional más viejo de Panamá. Consolidado en el año 1966, este parque de 1,950 hectáreas es un gran lugar para divisar al trogón ventrianaranjado y demás especies de aves. Está a un corto viaje en carro desde Ciudad Panamá y es una sencilla parada a lo largo de la Carretera Interamericana.

Refugio de Vida Silvestre Isla Cañas

Refugio de Vida Silvestre Isla Cañas es el sitio de anidación más importante de Panamá para las tortugas marinas a lo largo de la costa del Pacífico. La isla es visitada por cinco especies de tortugas marinas, incluyendo la tortuga golfina, verde marina, boba, baula y carey. El refugio está establecido en el sur de Pedasí en la Península de Azuero y es algo difícil de encontrar.

Refugio de Vida Silvestre Isla Iguana

Isla Iguana es una isla pequeña fuera de la costa oriental de la Península de Azuero. Declarado santuario de vida silvestre en 1981, Isla Iguana protege a las aves marinas, peces tropicales y un gran arrecife de coral. Se trata de un corto viaje en barco desde Pedasí y es un lugar agradable para visitar durante el día.

Parque Internacional La Amistad

El inmenso Parque Internacional La Amistad de 1,005,719 acres se encuentra en la Cordillera de Talamanca en el noroeste de Panamá. El parque, que es el hogar de una gran variedad de especies terrestres importantes, se extiende hasta Costa Rica y está protegido en forma conjunta por ambos países. La Amistad fue creada en 1988 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990.

Parque Natural Metropolitano

El Parque Natural Metropolitano es un parque de 232 hectáreas ubicado directamente en el corazón de Ciudad Panamá. A pesar de su ubicación urbana, este parque posee senderos hermosos ideales para caminatas, y una impresionante cantidad de vida silvestre.

Parque Nacional Omar Torrijos

Conocido por la mayoría de Panameños simplemente como El Copé, El Parque Nacional Omar Torrijos se extiende a lo largo de las vertientes del Caribe y del Pacífico de la Divisoria Continental en el centro de Panamá. El parque es un poco difícil de acceder, pero posee bosques y vida silvestres preservadas, parcialmente debido a su remota ubicación.

Estación Pierre

La Estación Pirre es una estación de guardaparques de la ANAM en el Parque Nacional Darién y es uno de los pocos lugares que los visitantes pueden acceder en este lugar. La Estación Pierre cuenta con bosques primarios y algunos de los mejores puntos para la observación de las aves en Panamá. Sin embargo, su ubicación remota, significa que es difícil llegar hasta aquí y es sólo para los viajeros aventureros. El alojamiento es muy básico.

Parque Nacional Darién

El Parque Nacional Darién es el parque más grande y salvaje de Panamá. Situado sobre la orilla oriental del istmo en la frontera con Colombia, este parque protege las zonas más boscosas de Panamá. El bosque es virgen y es el hogar de una variedad increíble de especies vegetales y animales. Los dos mejores lugares para visitar son el parque de Santa Cruz de Cana y la estación de Pirre. Sin embargo, cabe señalar que este parque es extremadamente remoto y a veces se considera peligroso por el gobierno panameño.

Parque Nacional Sarigua

El parque Nacional Sarigua es un triste ejemplo de la deforestación en el trópico. Este parque nacional de 20.000 acres se encuentra a 10 km al norte de Chitré. Alguna vez fue el sitio de una civilización antigua, pero hoy en día es un páramo desértico.

Parque Nacional Soberanía

El Parque Nacional Soberanía es uno de los mejores lugares para el avistamiento de aves en Panamá. Sus 22,000 hectáreas se extienden a lo largo de las costas del Canal de Panamá y se encargan de proteger una gran cantidad de especies importantes. El parque se encuentra a una corta distancia en carro desde Ciudad Panamá, y como tal, es el bosque tropical más accesible del país.

Reserva Natural Punta Patiño

La Reserva Natural Punta Patiño es la reserva privada más grande de Panamá. Ubicada junto a la costa del Pacífico de Darién, Punta Patiño se propaga por 30, 000 hectáreas, e incluye franjas enormes de bosque primario y secundario. Cuenta con senderos bien desarrollados, gran biodiversidad y tiene pocos visitantes.

Barro Colorado

Establecido en el año 1923, el Monumento Natural de Barro Colorado está ubicado en medio del Canal de Panamá y es la zona forestal más grande en la vía marítima del Canal de Panamá. La Isla de Barro Colorado , junto con cinco penínsulas en tierra firme, conforman el monumento natural de 5,400 hectáreas. Administrado por el Smithsonian desde el año 1946, Barro Colorado es el hogar de una de las instalaciones biológicas de investigación más famosas del mundo. No sorprende, entonces, que la flora y fauna de la isla han sido estudiadas más a fondo que cualquier otra área neo-tropical de tamaño comparable en la Tierra.

Parque Nacional Santa Fe

El Parque Nacional Santa Fe se ubica en la cordillera montañosa de Veraguas en Panamá. Abarca el tramo norteño del Río Santa María. Explorar por los senderos a través de esta selva tropical sin trabas ofrece una oportunidad única para identificar exclusivas aves y plantas.

Refugio de Vida Silvestre Cenegón del Mangle

El Refugio de Vida Silvestre Cenegón de 776-hectareas se encuentra en la península de Azuero, cerca de Chitré. El refugio ayuda a proteger el sistema elaborado de manglares, así como las criaturas, garzas y caimanes.

Parque Nacional Cerro Hoya

Creado en 1984, este parque nacional de 32.557 hectáreas contiene algunos de los últimos bosques primarios que quedan en la Península de Azuero. Hasta hace poco, el parque era de muy difícil acceso y sólo era explorado por los viajeros intrépidos. Sin embargo, las nuevas mejoras a la red de carreteras a lo largo de la costa oriental de Azuero han hecho de este parque fantástico mucho más accesible.