El Comunismo en Cuba

Desde la revolución del año 1959, liderada por Fidel Castro y el Che Guevara, Cuba ha sido una república socialista. La isla de menos de 12 millones de personas constituye uno de los últimos países socialistas en el mundo. El Partido Comunista de Cuba es el único que tiene permitido gobernar y persigue la creación de una sociedad socialista, pero para el año 2010, incluso Fidel Castro declaró públicamente que el modelo económico comunista ya no funciona para el país.

El gobierno en Cuba controla más del 90 porciento de la economía del país, racionando los salarios de los trabajadores a cambio de atención médica gratis, educación, y viviendas y transportes de bajo costo. Sin embargo, las viviendas disponibles para los cubanos no se encuentran en buenas condiciones. En la ciudad capital de La Habana, más de un millón de unidades de vivienda son consideradas de calidad inferior. Bajo la propia estimación del gobierno cubano, ellos carecen de alrededor de 6.000 viviendas. Por lo tanto, muchos cubanos actualmente se encuentran viviendo en refugios.

El Comunismo y la Economía

La gente cubana depende completamente del gobierno para obtener atención médica, residencia, comida, y demás necesidades básicas. No obstante, el gobierno no ha sido eficiente en algunas áreas, lo que ha llevado a muchos cubanos a tener que lidiar con estos asuntos con sus propias manos. Los cubanos quienes son propietarios de empresas informales - como es el caso de servicios de mantenimiento - pueden capitalizar las deficiencias del gobierno. Algunos eligen gestionar sus propios pequeños negocios sin la complicada licencia gubernamental y pesados impuestos, y por lo tanto arriesgan ser clausurados en caso de ser capturados.

La revolución de 1959 prometió la ausencia de desempleo para la población cubana en edad laboral. Las Empresas Estatales (SOEs) son las empleadoras más grandes de ciudadanos cubanos, pero hoy en día existen 201 categorías de trabajos que las personas pueden tener en el sector privado. El gobierno cubano ha comenzado a incentivar las empresas privadas, pero no se tiene claro el impacto que esto tendrá en la economía cubana, o por cuanto tiempo durará este cambio de política.

La economía centralmente planificada de Cuba es gestionada por el gobierno, pero no ha disuadido de todas las inversiones extranjeras. Empresas de otros países han derrochado mucho dinero sobre la agricultura, infraestructura, mercado de azúcar, minería de níckel, y por supuesto, el turismo de Cuba.

Cuba y la Unión Soviética

El colapso de la Unión Soviética cumplió un papel fundamental en el desarrollo económico de Cuba. El gobierno cubano inmediatamente establecido relaciones con la Unión Soviética después de la revolución de 1959. Los soviéticos habián comenzado a implementar un estado Marxista-Leninista desde el año 1922, y en las décadas de 1950 y 1960 disfrutaron de un período de éxitos científicos y tecnológicos, al igual que de una censura relajada. Los soviéticos acordaron brindar ayuda a Cuba, y así comenzaron a comerciar gasolina a cambio de azúcar cubana.

Estos dos países continuaron apoyándose mutuamente a través del siglo XX: la Unión Soviética negoció con Estados Unidos para prevenir la invasión de Cuba por parte del ejército estadounidense durante la Crisis de los Misile, y Cuba funcionó como un fuerte aliado durante la Guerra Fría para los soviéticos. Económicamente, la Unión Soviética ayudó a solucionar los problemas de Cuba, invirtiendo billones de dólares en la infraestructura, industria, y ejército cubano.

La Unión Soviética comenzó a desmoronarse cuando el Secretario General Gorbachev comenzó a reestructurar la economía, al abrirla a iniciativas privadas. Esto se tradujo en una sentencia de muerte para la duradera cooperación. La Unión Soviética cayó en el año 1991, y Cuba tuvo que sobrevivir repentinamente sin su principal socio.

Cuba se desplomó hacia una depresión económica conocida como el Período Especial, en el cual las personas se vieron obligadas a sobrevivir sin gasolina ni electricidad. Algunas partes del país sufrieron de inanición cuando el gobierno falló en asegurar una cosecha adecuada. Afortunadamente, esta crisis fue el ímpetu para una remodelación de la industria, atención médica, y agricultura cubana. Además, también se encargó de promover la expansión del turismo en Cuba.

Política en Cuba

Los medios de comunicación en Cuba están estrictamente supervisados por el Departamento de Orientación Revolucionaria del Partido Comunista Cubano. No hay publicidad, a excepción de las vallas publicitarias que adulan el comunismo y campañas publicitarias para los políticos. En Cuba, la asamblea legislativa se encuentra bajo el Poder Ejecutivo, la cual se conoce como la Asamblea Nacional del Poder Popular. Esta consiste de 612 miembros, cada uno elegido de una municipalidad distinta cada cinco años. El propósito de este comité es sancionar las decisiones tomadas por la Rama Ejecutiva.

Después de servir como presidente de Cuba por 49 años, Fidel Castro cedió el poder a su hermano más joven en el 2008 debido a una enfermedad crónica. Asimismo, es interesante que el Presidente Raúl Castro ha declarado que establecerá límites para su cargo público.

Recursos Naturales

El gobierno cubano ha comenzado a tomar grandes pasos hacia mejorar ciertos elementos del ecosistema, incluyendo su famosa agricultura orgánica y su nuevo sistema de permacultura. La inhabilidad de Cuba para importar pesticidas y fertilizantes químicos han ayudado a preservar la salud de este país.

A pesar de que en Cuba se descubrió petróleo a inicios de la década de 1990, no fue sino hasta el colapso de la Unión Soviética que Cuba se vio obligado a encontrar su propio petróleo bruto. A día de hoy existen tres yacimientos petrolíferos en altamar a lo largo de la línea costera cubana, y el gobierno ha anunciado que sus reservas contienen alrededor de 20 billones de barriles. Esto le otorgaría a Cuba los méritos para estar entre las 20 reservas de petróleo principales en el mundo. Actualmente Cuba arrienda bloques de suelo oceánico a otros países para la exploración de petróleo, incluyendo Rusia, Noruega, y Vietnam. Los ambientalistas - y los ciudadanos preocupados que viven en Cuba y Florida - temen que Cuba no esté preparado para un derrame de petróleo, y que toda la extracción petrolera dañará el delicado ecosistema oceánico. Pero por ahora, el petróleo permanece siendo una viable fuente económica para Cuba.

Cambios para Cuba

Las inversiones extranjeras en el turismo cubano podrían estar a punto de observar la explosión más grande en ganancias hasta el momento. Desde que los Estados Unidos y Cuba restablecieron las relaciones diplomáticas en el 2015, hay esperanza en que un incrementado número de visitantes de Estados Unidos ayudarán a ayudar la economía cubana.

Desde la reciente decisión del Presidente Raúl para expandir el sector privado, muchos especulan que una nueva clase media se desarrollará con gran velocidad. No hay duda alguna que una clase media fortificada serían una señal esperanzadora para una población que ha estado luchando para vivir bajo sus propias reglas por tanto tiempo.