El Mercado Negro en Cuba

Desde DVDs pirateados hasta pizzas hechas en casa, el mercado negro en Cuba es enorme y englobante. La bolsa negra, a como es conocida aquí, se ha convertido en un elemento necesario en la economía cubana, alcanzando a casi toda persona en la isla y proporcionando bienes y servicios que de lo contrario estarían inasequibles en un mercado de dominio estatal.

En Cuba, casi que toda actividad económica está regulada. Raúl Castro ha alivianado el control estatal en los últimos años, permitiéndole a los cubanos con ciertos trabajos la oportunidad de trabajar para ellos mismos en lugar de hacerlo para el estado. Este es un paso sumamente importante hacia los negocios privados y el emprendimiento en Cuba, pero el país todavía se encuentra bastante lejos de un sistema capitalista. A día de hoy, el estado emplea a cuatro de cada cinco trabajadores en Cuba.

cuban-black-market

El mercado negro de Cuba despegó durante la década de 1990 después del colapso de la Unión Soviética. Posterior a dicho evento histórico, la escasez de todo tipo de bienes se aproximó. Esto condujo a los cubanos a hacer lo necesario para rellenar los vacíos que se encontraban en el mercado.

En otros países, el mercado negro alberga la venta de drogas y prostitución. En Cuba, es donde se pueden obtener artículos del hogar, ropa, comida, y electrónicos.

Los cubanos son personas resistentes, y cada día se levantan a dar lo máximo de sí para hacer lo mejor con lo que tienen. El verbo resolver se ha convertido en un sinónimo para describir las acciones legales o ilegales que le permiten a los cubanos sobrevivir. Para la mayoría de personas, interactuar con el mercado negro es un acto de supervivencia, y simplemente se ha convertido en la norma.

Los empleados estatales a menudo roban pequeños ítemes de su lugar de trabajo — por ejemplo, hilo para elaborar ropa o harina para hacer pan. Este es un mal necesaio dado a lo bajos que son los salarios en Cuba. Aquellos que poseen más dinero pueden viajar a lugares como Ecuador o Europa y volver con artículos para vender en el mercado negro, incluyendo ropa y electrónicos.

Dado a que el Internet es altamente regulado en Cuba, el mercado negro es utilizado para acceder al Internet. Las personas que tienen permitido por el gobierno el acceso a Internet – incluyendo doctores y demás profesionales – podrían vender el tiempo en sus cuentas a personas que de lo contrario estarían incapacitadas de acceder a la web. Los cubanos más acomodados podrían tener platillos satelitales ilegales, los cuales les permiten recoger canales y películas de Estados Unidos.

La mayoría de Cubanos de cierta forma son trabajadores autónimos, y utilizan el ingreso complementario para ayudarse con el salario promedio de $20 al mes proporcionado por el estado. Los economistas estiman que casi toda persona en Cuba está involucrada en el mercado negro de una u otra forma.

cuban-flower-vendor

Los pesos convertibles (CUC) también son sumamente importantes para el mercado negro. Algunas personas obtienen esta moneda al vender artículos a los extranjeros, como comida o joyería artesanal, mientras que otros reciben dinero en efectivo enviado desde el extranjero. Se estima que alrededor del 60 porciento de la población de Cuba tiene acceso a los pesos convertibles. En los últimos años, una nueva y adinerada clase media ha surgido en Cuba, y a menudo podrá observarlos exhibiendo artículos comprados en el mercado negro con los pesos convertibles, incluyendo teléfonos celulares y sofisticadas cámaras.

El gobierno de Castro está consciente del mercado negro y ha tomado ciertos pasos en los últimos años para ganar cierto control sobre el mismo. Hoy en día, más de 300 000 cubanos tienen licencias que les permite trabajar para ellos mismos; sus trabajos caen bajo aproximadamente 200 categorías que el gobierno ha catalogado como aceptables. Aún así, estos nuevos emprendedores se quejan sobre los impuestos y los pagos de seguridad social, los cuales se apoderan de alrededor del 50 porciento de sus ganancias. Y dado a que no existe un mercado con venta al por mayor en Cuba, es extremadamente difícil obtener la materia prima necesaria para desarrollar sus negocios.

cuban-entrepreneurs

El gobierno también está trabajando duro para acabar con el robo por parte de los empleados del gobierno, y ha sentenciado a trabajadores y oficiales a largas sentencias en la cárcel al ser atrapados robando del estado. En marzo del año 2015, una docena de personas fueron sentenciadas a 5 - 15 años en prisión por intentar desviar millones de huevos al mercado negro.

La Libreta

Cuba le proporciona a todos sus ciudadanos raciones con comida básica por medio de un sistema conocido como la libreta. La libreta es una abreviatura para el libro de raciones que marca la distribución de comida y la cantidad que cada persona tiene permitido comprar. Raúl Castro ha filtrado la idea de deshacerse del sistema entero, pero dado a que el tema es contencioso, el asunto se ha soltado de la plataforma del partido. Sin embargo, algunos artículos fueron eliminados de las raciones estatales, incluyendo guisantes, papas, y cigarros. Estos artículos ahora se encuentran disponibles en el mercado libre por un precio mucho más elevado.

Actualmente, cada persona en Cuba tiene permitido los siguientes artículos por mes: 300 gramos de frijoles, 2.7 kilogramos de arroz, 113 gramos de manteca, 2.3 kilogramos de azúcar, y 8 huevos. Estos ítemes están disponibles en tiendas locales conocidas como bodegas. La libreta también indica quién tiene permitido comprar ciertos artículos; por ejemplo, la leche solo puede ser comprada por mujeres embarazadas y niños por debajo de los siete años.

cuban-vegetable-vendor

Sin embargo, en ciertos tiempos del mes algunos artículos no se encuentran disponibles. Cuba a menudo culpa al embargo de Estados Unidos por la escasez de suministros, a pesar del hecho de que Cuba compra alrededor del 40 porciento de su comida a negocios estadounidenses (los productos agrícolas están exentos del embargo).

Un problema bastante serio para la mayoría de los cubanos es que gran parte de los bienes – incluyendo jabón, pasta de dientes, y papel higiénico – son vendidos en pesos convertibles, mientras que los cubanos reciben bajos salarios en pesos cubanos (moneda nacional). El aumento en el precio de los bienes es enorme (alrededor de 240 porciento en promedio), y por lo tanto hace que las necesidades diarias sean inasequibles para muchos cubanos.

Los cubanos que tienen acceso a dinero extranjero – por ejemplo, aquellos con familiares en Estados Unidos – son más capaces de costear lo que necesitan. Lo mismo ocurre para aquellos que trabajan en turismo, ya que a menudo reciben propinas de los viajeros. Sin embargo, para los cubanos mayores de edad o aquellos que carecen de fuentes de monedas extranjeras, puede resultar prácticamente imposible tener un excedente de dinero o comida. El programa de racionamiento ha creado un sistema dualista de tener y no tener, a pesar del hecho de que técnicamente todos reciben una cantidad equitativa de artículos básicos de comida.

Angelica
Angelica
Trip solutions to your inbox.
Rated 9.9 out of 10 based on 333 reviews
Trip Advisor
 
Lo hago fácil

1-888-456-3212