Guerras de Piratas del Siglo XVIII y la Lucha por Cuba

En el año 1537, los piratas atacaron La Habana. El pirata francés Jacques de Sores lideró el ataque, y pronto toda La Habana estaba hecha un desastre.

Eventualmente, Holanda, Francia e Inglaterra unieron fuerzas para combatir a los piratas que estaban atacando los navíos españoles. En retribución, la Armada Española atacó a la Marina Británica en el alta mar de Inglaterra. Pero la armada de la Reina Elizabeth I derrotó a la Armada Española, dejando a España en una situación políticamente precaria.

Inglaterra y España tuvieron múltiples conflictos durante el siglo XVIII, y como resultado el control sobre Cuba solía ser pasado entre un país y el otro.

En el año 1763, España cedió el dominio de Cuba a Inglaterra a cambio del control sobre Florida, como parte del Tratado de París. Carlos III era el rey de España en ese tiempo, y a diferencia de sus predecesores él permitió que otros países comerciaran libremente con Cuba. Cuba

El Ascenso del Azúcar y los Monocultivos

Uno de los interesados inersores fue el reción formado Estados Unidos. Durante la década de 1770 los negocios estadounidenses fomentaron el crecimiento de las plantaciones de azúcar cubanas.

En el año 1792, una rebelión en Haití provocó que los plantadores franceses llegaran a Cuba. Estos plantadores tenían técnias más avanzadas para cultivar azúcar que los agricultores cubanos, y por lo tanto la producción del producto mejoró. Com oresultado, Cuba se tornó cada vez más dependiente del azúcar como principal contribuyente a la economía.

España firmó un acuerdo con Inglaterra para abolir el comercio de esclavos en 1817. Desafortunadamente, esto no frenó el comercio de esclavos, ya que los oficiales cubanos en ese tiempo solían ser fáciles de soborno. Cuba permaneció siendo una parada para esclavos hasta la entrada del siglo XIX.

A través del inicio del siglo XIX, los presidentes sucesivos de Estados Unidos hicieron ofertas para comprar a Cuba de España. Después de la Guerra de Secesión de Estados Unidos, el país se enfocó en terminar la avanzada de la trata de esclavos que permanecía en Cuba.

Guerra de los Diez Años: 1868 – 1878

Desde el inicio de la colonización española solamente los españoles naturales poseían derechos. Con la llegada del siglo XIX, los cubanos no podían poseer sus propios negocios, ocupar cargos públicos, o viajar sin permiso previo. Durante mediados de este siglo, las tensiones comenzaron a relucir. En el año 1868, un agricultor criollo liberó a sus esclavos, incitando el inicio de la guerra. Los generales Antonio Maceo y Máximo Gómez lideraron la rebelicón, dos hombres que son considerados héreos por los cubanos hoy en día.

Al final de todo, 250 000 cubanos murieron, junto con alrededor de 80 000 españoles. La Guerra de los Diez Años culminó con el pacto de Zanjón, el cual garantizó a los esclavos de Cuba su libertad. Sin embargo, los cubanos criollos no alcanzaron la independencia que deseaban.

En la estela de la guerra, los negocios norteamericanos compraron tierra que había sido destruida por los españoles a un precio bastante bajo.

José Martí y las Semillas de la Revolución

José Martí fue un intelectual y escritor cubano. Él es mejor conocido por su poesía, y una vez dijo: "Un grano de poesía es suficiente para perfumar un siglo". Él también expresó su malestia hacia los españoles, y apoyó la abolición de la esclavitud. Los españoles lo consideraron muy peligroso para tenerlo cerca, y por lo tanto vivió muchos de sus años de formación en el exilio. Eventualmente se trasladó a Estados Unidos, y desde allí planificó una rebelión en España.

En el año 1892, Martí formó el Partido Revolucionario Cubano, y en 1895 unió fuerzas con el General Máximo Gómez y el General Antonio Maceo. Gómez y Maceo nunca aceptaron los términos del Pacto de Zanjón, y acordaron luchar por la liberación de Cuba de España una vez más.

Como parte de la rebelión, los partidarios de Martí quemaron los campos de caña de azúcar, la principal fuente de dinero de Cuba. En retribución, el gobernador español Baleriano Weyler forzó a los agricultores cubanos a ir a campos de concentración.

Martí murió en la batalla contra los españoles, y su rebelión falló en asegurar la independencia cubana de España. Actualmente, Martí es uno de los héroes nacionales recordados con más cariño de Cuba, y Fidel Castro se considera como el gran sucesor revolucionario de Martí.

Guerra Hispano-Americana y los Nuevos Colonizadores

El 5 de febrero del año 1898, el U.S.S. Maine explotó mientras se encontraba anclado en el puerto de La Habana, matando a 258 personas. Este navío había sido enviado para proteger a los estadounidenses que vivían en Cuba, dado a que la amenaza de guerra entre España y Estados Unidos parecía inminente. Los historiadores creen que la explosión fue un accidente, pero el Presidente McKinley alegó que los españoles se encontraron detrás del ataque.

La guerra duró tan solo diez semanas, y al final los españoles acordaron ceder el control de Cuba (junto con Puerto Rico y las Filipinas). El primero de enero del año 1899 la ocupación militar estadounidense de Cuba comenzó, y el poder colonial de España por fin había llegado a su fin. Pero la problemática relación de Estados Unidos con Cuba apenas comenzaba.

En 1906, 1912, y 1917, Estados Unidos envió infantes de la marina a Cuba para ejercer militarmente sobre la población que amenazaba con provocar una revuelta en cualquier momento. El General Gerardo Mochado ganó las elecciones de Cuba de 1924 con fraude. Él mejoró la infraestructura del país, pero buscó satisfacer los intereses de Estados Unidos por encima de la salud y bien estar de los ciudadanos cubanos.

Desde el año 1915 hasta 1920, Cuba experimentó un auge económico con el azúcar. Estados Unidos estaba comprando enormes cantidades de azúcar, y gran parte del territorio de Cuba se destinó al cultivo de azúcar para la exportación en lugar de priorizar la comida de los cubanos. En este punto, Cuba se convirtió en el país más próspero del Caribe, tanto por el azúcar como por la afluencia de turistas de Estados Unidos. Cansados de la Prohibición, muchos estadounidenses adinerados vacacionaban en Cuba para poder disfrutar del sol. Los resorts y los casinos se tornaron en atracciones comunes para los turistas, y mucho solían ser gestionados bajo el dominio de la mafia de Estados Unidos. Cuba

La Corrupción de Batista y la Victoria de Castro

El año 1925 trajo consiguo el desplome del mercado del azúcar. Los cubanos habían invertido únicamente en el cultivo de azúcar, y como resultado la economía cayó. La subsecuente depresión trajo mucho sufrimiento a los cubanos.

Fulgencio Batista ejerció como presidente desde el año 1934 hasta el año 1944. Después de que se retiró a Florida, los gángsters tomaron el control. La corrupción y los asesinatos eran la norma. En 1954, Batista retornó al poder en Cuba, a instancias del gobierno de Estados Unidos y la mafia.

Batista y la mafia trabajaron juntos para contruir más casinos y hoteles, y por lo tanto la mafia le dio a Batista un porcentaje de los ingresos.

Un joven político llamado Fidel Castro ya se encontraba haciendo campaña electoral para la presidencia cuando Batista tomó el poder en 1954. En ese punto, Castro decidió tomar cartas en el asunto. En 26 de julio de 1953, Castro atacó el Cuartel Moncada de Batista. Por lo tanto, el 26 de julio es un feriado federal en Cuba, y es considerado como el primer paso para la toma del poder de Castro.

Castro reunió apoyo compartiendo su historia por medio de la radiodifusión en un programa de radio. Sobre el controversial ataque en el Cuartel Moncada, Castro popularmente declaró, "La historia me absolverá". Muchos cubanos consideraron su ataque como imprudente – en ese tiempo Castro disponía de un puñado de hombres y suministros sumamente limitados.

Las tropas de Batista capturaron a Castro y lo pusieron en la cárcel. Debido a la atención de los medios, Batista liberó a Castro pero lo obligó a salir del país a vivir en exilio en México en el año 1955. Ahí, Castro renió apoyo mexicano para conformar un grupo guerrillero e invadir Cuba. Durante su tiempo en exilio, él solía dar discursos en Estados Unidos para reunior apoyo para su causa.

El 25 de noviemnre de 1956, Castro llegó a Cuba en un crucero re-diseñado llamado Granma. El ejército de Batista estaba listo, por lo que Castro tuvo que retirarse a las montañas. Las escaramuzas militares continuaron gracias a los campesinos en las montañas que ayudaron a mantener a las tropas rebeldes a salvo.

Por razones que siguen sin conocerse, la C.I.A. solía enviar dinero a Castro durante este tiempo. Esta parte de la historia de Estados Unidos aún sigue considerándose información clasificada, por lo que se desconoce el papel que jugó Estados Unidos en el ascenso al poder de Fidel Castro. Al final, fueron los consejeros de Washington D.C. quienes convencieron a Batista de renunciar a su presidencia. La rendición de Batista se dio en el Cuartel Moncada, el sitio que albergó el primer intento de Castro al inicio de la Revolución.

Al inicio, Castro no se declaró como el líder de Cuba. Bajo el mando del Presidente Urrutia, Fidel Castro ocupó el cargo de Primer Ministro. Sin embargo, entre bastidores él tenía un control firme sobre el gobierno. Después de que Castro tomó el control, los cubanos que favorecían a Batista fueron encarcelados y ejecutados, un proceso que fue supervisado por el Che Guevara. No fue sino hasta que la indignación internacional se tornó excesiva que las ejecuciones pararon.

En 1959, Castro manipuló a Urrutia para que renunciara al cargo de presidente. En ese momento, Castro dispuso de todo el poder, y atribuyó su victoria a la voluntad de la población cubana, declarando que no había necesidad para unas elecciones.

Al inicio de su gobierno, Castro redujo el alquiler de las viviendas en un 50 porcient. No obstante, no todos los cambios no fueron positivos. El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) de Castro se apoderó de las plantaciones de azúcar para la redistribución estatal. La confiscación de estos cultivos inspiró una ola inicial de adinerados cubanos que partieron hacia Florida.

La Década de 1960 y el Embargo

Para el año 1963, 250 000 cubanos habían huido del país. Este éxodo consistió principalmente de cubanos de clases sociales profesionales que no quisieron aceptar los pagos socialistas. Conforme Castro se tornó más autoritario, muchos intelectuales cesaron de apoyar su gobierno.

En 1960, Castro entró en una alianza con la Unión Soviética, y Russia comenzó a enviar refuerzos militares a CUba. Castro quería que la Unión Soviética ayudara a prevenir que Estados Unidos tomara el control, a como lo habían hecho previamente con la revolución española.

Como una última manifestación al imperialismo estadounidense, Castro se encargó de nacionalizar todas las refinerías de propiedad de Estados Unidos.

Por lo tanto, el Presidente Kennedy tomó represalias en 1961 poniendo fin a las relaciones diplomáticas e iniciando un embargo. En medio de la Guerra Fría, Kennedy creía tener suficiente fundamento para temer al ascenso de un país socialista a tan solo un viaje en bote de la tierra estadounidense.

El 17 de abril de 1961, la CIA organizó la invasión de Cuba por parte de un grupo de exiliados. Ellos desembarcaron en Playa Girón, conocida en Estados Unidos como la Bahía de Cochinos. El ejército de Castro logró repelerlos exitosamente, y la invasión de la Bahía de Cochinos injuriada como un desastre pésimamente planificado. Después de este hito histórico, Castro adaptó por completo la identidad de Cuba como un país comunista. Castro incluso comenzó a ahogar cada vez más la libertad intelectual, y encarceló a miles de disidentes.

Bajo la administración de Kennedy, la CIA planeó asesinar a Castro. En respuesta, Castro solicitó a la Unión Soviética enviar misiles nucleares. Esto condujo al tenso período conocido como la Crisis de los Misiles en Cuba, la cual se extendió por 13 días. Durante este tiempo el mundo se preocupó por el inicio de una posible guerra nuclear. Eventualmente, la USSR accedió a no otorgar misiles nucleares a Cuba con la condición de que Estados Unidos no invadiera el país.

En 1962, el racionamiento comenzó, lo que dio origen al ascenso del actualmente próspero mercado negro de Cuba.

Castro mejoró el alfabetismo y la educación en general, y trabajó para asegurarse de que todos los cubanos tuvieran acceso equitativo a atención médica. AL mismo tiempo, su mal manejo económico se tradujo en una mala distribución de los cultivos, y muchas personas se quedaron sin electricidad.

El Período Especial

En el año 1976, Cuba se unió a la organización económica soviética llemada COMECON, y se convirtió en el principal proveedor de azúcar en todos los países socialistas en Europa. Además, el país también comenzó a apoyar revoluciones comunistas en varias partes de Suramérica.

En 1989, el Muro de Berlín cayó, y en 1992 la Unión Soviética se derrumbó. En este punto, Castro ya no podía depender del apoyo comunista. Por lo tanto, las condiciones de vida rápidamente se vieron deterioradas en Cuba, y muchos ciudadanos tuvieron que vivir sin poder alguno. Estos oscuros días se conocen en la actualidad como el "Período Especial".

A través de los noventas, los cubanos continuaron migrando a Estados Unidos. Las tensiones entre Cuba y Estados Unidos sobre los inmigrantes empeoró. El Presidente Clinton hizo del embargo entre Estados Unidos y Cuba una ley permanente en lugar de una orden ejecutiva. Cuba

Cuba en la Actualidad

En el año 2000, la controversia de Elián González inspiró aún más resentimiento hacia Estados Unidos para los cubanos. González fue un pequeño niño cuya madre lo llevaba en una balsa que se dirigía a Florida. La balsa se accidentó y González terminó bajo la custodia de unos familiares en Miami. Castro peleó por regresar a González a Cuba, y eventualmente lo logró. Hoy en día, Gonzalez es un cadete del ejército cubano que habla grandezas de Castro.

El turismo ayudó en gran manera a que la economía de CUba se recuperara de las dificultades experimentadas en la década de 1990. Cuba es un destino particularmente popular para los italianos, y también recibe una buena proporción de canadienses. Asimismo, Castro ha desarrollado fuertes alianzas internacionales con China y Hugo Chávez.

Castro se enfermó en el 2008 y cedió el poder a su hermano, Raúl. En el 2018, se dice que Raúl cederá su cargo y pasará a servir como vice-presidente, se tiene entendido que Miguel Díaz-Canel tomará el poder.

Raúl ha permitido una mayor libertad económica que su hermano. Ahora, con la restauración de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, existe esperanza en que la sociedad de Cuba sea más libre en un futuro cercano.