Los Cinco Mejores Paseos en Cuba

Cuba

Cuba es un país ideal para los viajes por la carretera. Aquí las carreteras se encuentran razonablemente en buen estado y el escenario es simplemente hermoso — usted pasará por montañas cubiertas de bosques, caletas caribeñas color jade, y pequeñas aldeas cubanas. Sin embargo, cuba es una isla bastante grande y tiene sentido enfocar paseo en las mejores rutas del país. Afortunadamente, ya hicimos todo el trabajo duro por usted. Nuestro equipo de viajes exploró la isla entera y ha compilado una lista con las mejores rutas de Cuba. Tenga su música y su mapa listos; prepárese para un gran viaje.

Dado a que usted se encontrará interactuando tanto con los locales como con el hermoso paisaje que lo rodea durante todo su viaje en coche, los viajes por las carreteras son una de las mejores formas para aprender sobre el país. Usted indudablemete tiene que hacer paradas y consultar direcciones a los locales, y muy probablemente se perderá una o dos veces. Usted pasará por hermosos lugares que de lo contrario pasaría desapercibidos y además dispondrá de la libertad de ir hacia donde usted desee, cuando lo desee. Y no se olvide de todas las oportunidades para tomar fotografías que disfrutará a lo largo del camino.

Nuestro equipo de viajes alquiló un coche en La Habana y salió a la carretera por 6 semanas, conduciendo más de 6 430 kilómetros en Cuba. Está de más decir que somos unos grandes aficionados de los viajes en carretera, y hemos recopilado nuestros paseos favoritos a continuación. Le prometemos que no se decepcionará con ninguna de estas rutas.

De Marea del Portillo hasta Santiago de Cuba

Este es uno de los paseos más únicos y dramáticos en Cuba. Comenzando en el pequeño pueblo-resort de Marea del Portillo en el este de Cuba, esta ruta se extiende a lo largo de la costa suerña de Cuba en una de las partes más remotas del país. Es un asombroso lugar en el que las montañas tocan el océano. La carretera abraza la costa durante toda la ruta, con la Sierra Maestra elevándose hacia el norte. Es simplemente hermoso.

La carretera se encuentra accidentada y en mal estado en ciertos lugares, particularmente cuando se acerca a la Marea del Portilla. Usted tendrá que reducir la velocidad para conducir por los baches. En algunos lugares, la carretera se encuentra derrumbada hacia el océano (pero todavía deja suficiente espacio para manejar), y en otras áreas habrán puentes que han colapsado (pero usted sin problema alguno podrá rodearlos). Esta ruta no es para los pilotos veloces ni para los que se asustan fácilmente, pero es completamente lograble. Las primeras horas pueden ser un poco lentas y con la carretera irregular, pero mientras más se acerque a Santiago mejor se pondrá la carretera.

A lo largo del camino, usted pasará por un puñado de pequeñas aldeas locales. La mayoría de estas aldeas carecen de isntalaciones turísticas, pero usted todavía podrá encontrar comida y bebidas si las necesita. No obstante, es recomendable llevar agua y unos bocadillos en el vehículo. Los pueblos más grandes son Uvero y Chivirico. El viaje puede tardar alrededor de 6 horas.

De Santiago hasta Baracoa

Siga dirigiéndose hacia el este después de Santiago y llegará a un territorio mucho más hermoso. La ruta desde Santiago hasta Baracoa es diverso, excitante, y escénico. Al salir de Santiago, usted pasará a lo largo de unos campos agrícolas hasta llegar a Guantánamo. Justo después de la ciudad, las curvas de la carretera alrededor de la Bahía de Guantánamo, la cual alberga la famosa base naval de Estados Unidos. Usted no podrá acercarse mucho a la base real, pero podrá aprovechar panoramas de ella desde la cima de una colina en el Mirador de El Gobernador. Este simple restaurante posee una torre vigía equipada con varios pares de binoculares — aproveche de este equipo para echar un vistazo a la base. La carretera después de Guantánamo se dirige hacia la costa, y pronto se encontrará pasando por unas pequeñas caletas perfectas para nadar. Aquí el agua es cristalina y tibia, y no encontrará a muchas personas. Usted fácilmente podría disfrutar de una caleta entera para usted sólo.

En Cajobabo, la carretera se dirige hacia el norte entre las montañas. La Sierra del Purial nace drásticamente, y la carretera — conocida como La Farola — se gira en su camino hacia las montañas. La construcción de esta carretera comenzó durante el término de Batista, pero no fue terminada hasta la Revolución — una proeza importante, ya que esta carretera se encargó de conectar a Baracoa con el resto de Cuba. La carretera serpentea a través de valles y posee varias vueltas en horquillas. También habrán unos cuantos puntos para hacer paradas en donde podrá disfrutar de encantadores panoramas de las montañas y la costa. Cerca de la cima, usted pasará por unos bosques de pinos. Conforme desciende hacia Baracoa el terreno gradualmente se torna más tropical. En total, esta ruta toma alrededor de 6 o 7 horas manejando.

Desde Viñales hasta Cayo Levisa

El Valle de Viñales es uno de los lugares más espectaculares en Cuba. Enormes y redondeadas montañas conocidas como mogotes, se elevan alrededor de cultivos de tabaco y pequeñas aldeas. La carretera desde Viñales hasta Cayo Levisa pasa por algunas de las partes más escénicas del valle, y además, se dirige hacia una hermosa y pequeña isla.

El pequeño pueblo de Viñales yace en el corazón del valle, el cual se encuentra protegido en su totalidad por el Parque Nacional Viñales. La carretera a a costa se dirige hacia el norte alejándose de Viñales hacia el valle. Esta área es el hogar de un hermoso paisaje cárstico que no se encuentra en ninguna otra parte en Cuba. Conforme maneje a lo largo de los mogotes, usted podrá ver escarpados riscos e inquietantes cuevas. Las haciendas emergen a lo largo de cualquier lado de la carretera, con verdes plantas de tabaco y maíz que se tambalean con el viento. Los agricultores utilizan enormes sombreros para el sol y atienden la tierra constantemente. Aquí la tierra es una hermosa marga rojiza que resalta al contrastar con sus verdes alrededores. Queda de más decir que las fotografías que nacen de este paseo son simplemente hermosas.

La carretera hace giros y serpenteos conforme hace su camino hacia la costa, pasando por un puñado de pequeñas aldeas a lo largo del camino. Usted compartirá el camino con hombres a caballo, ciclistas, y personas esperando por un aventón. El sistema de buses cubano es notoriamente terrible, por lo que la mayoría de las personas intentan pedir aventones para llegar a sus destinos. En caso de que se sienta hospitalario y desee practicar un poco su español, siéntase libre de hacer una parada y ofrecerles un aventón.

La carretera se abre conforme se acerque a la costa, y usted pronto podrá observar el inicio del Cayo Levisa. Siga estas señales para alcanzar el desembarque del ferry, donde usted parqueará su coche y abordará un ferry que se dirige a Cayo Levisa. Esta hermosa isla posee una hermosa playa de arena blanca que es perfecta para pasar el día mientras se aloja en Viñales. Además, también podrá encontrar un hotel aquí en caso de que desee relajarse en la playa por unos cuantos días. La carretera desde Viñales hasta Cayo Levisa toma alrededor de una hora y media en coche.

Desde los Cayos de Villa Clara hasta Cayo Coco

Los dos destinos más llamativos de la isla están conectados por una hermosa sección de carretera. Un paseo a lo largo de esta carretera es una gran forma de pasar medio día mientras aprovecha para visitar estas islas.

Al este de Remedios, la carretera se extiende unos cuantos kilómetros desde la costa hacia dentro de la isla. Pasa a través de Vuelta Arriba, una de las principales regiones productoras de tabaco del país. La carretera es bastante recta y no habrán muchos coches. Usted pasará a lo largo de haciendas de tabaco y enormes filas de palmeras. La ruta entera da una atmósfera tropical y remota, como algo que podría encontrar en el Caribe. Al igual que otras áreas agrícolas en Cuba, la carretera se puede compartir con carruajes con caballos y agricultores pastoreando vacas. Asegúrese de reducir la velocidad cuando se acerque a estos animales; usted no querrá espantarlos.

Además, usted pasará por varios pequeños pueblos agrícolas a lo largo del camino. Estos pueden proporcionarle una valiosa perspectiva en el estilo de vida de estos pequeños pueblos cubanos. Usted podrá hacer paradas para comprar bebidas y bocadillos en cualquiera de estos pueblos, y hay unos cuantos lugares en los que podrá recargar combustible para su vehículo. En el pueblo de Morón, usted podrá hacer una parada y visitar el Museo Caonabo y el Museo de Azúcar.

Tanto los Cayos de Villa Clara como el Cayo Coco están conectados a la tierra firme por una calzada sintética — una estrecha sección de carretera que cruza el océano y se dirige hacia las islas. Los manglares aparecen a lo largo de la calzada, y usted podría divisar flamingos y demás aves picoteando alrededor del agua poco profunda.

Esta ruta tarda alrededor de 3 a 4 horas manejando.

Desde Cienfuegos hasta Trinidad

La vía rápida desde Cienfuegos hasta Trinidad pasa a través del Escambray. Esta es la segunda cordillera más grande en Cuba, y la carretera pasa por una serie de hermosos paisajes montañosos. Gran parte de esta área se encuentra protegida dentro del Parque Nacional Topes de Collantes.

Al salir de Cienfuegos, usted pasará por el Jardín Botánico Soledad. Este maravilloso jardín botánico tiene más de cien años de antigüedad y está repleto de una asombrosa variedad de especies de plantas. Usted podrá pasearse por sus muchos senderos y observar cactáceas, árboles frutales, y masivos cúmulos de bambú.

Más adelante, la carretera eventualmente se desvía hacia la costa y sigue hacia las montañas. En poco tiempo usted pasará el desvío que lo llevará a El Nicho. Esta pequeña reserva alberga una hermosa cascada y varias piscinas naturales. Es un lugar perfecto para relajarse de su viaje con una corta caminata y un baño natural. Además, aquí también podrá encontrar un restaurante.

Despúes de El Nicho, la carretera se pone cada vez más montañosa y rural. Usted disfrutará de las empinadas pendientes boscosas y apreciará pequeñas aldeas mientras maneja. En caso de perderse, usted podría simplemente pedir direcciones a algún peatón para llegar a Trinidad - ellos felizmente le indicarán la dirección correcta.

La carretera seguirá ascendiendo por las montañas. Justo antes de alcanzar la cima, usted pasará la Casa de Café. Haga una parada aquí para disfrutar de una fresca taza del mismo. En la cima, usted disfrutará de fabulosos panoramas de la Trinidad, el Valle de Los Ingenios, y de la Península de Ancón. La carretera después girará mientras desciende de la montaña para llegar a Trinidad. El viaje completo desde Cienfuegos hasta Trinidad tomará alrededor de 4 a 5 horas.