Reserva Natural San Fernando

A 70 Km norte de Nazca, se ubica uno de los últimos refugios marinos de Perú que rodea la costa. La belleza intacta de las rocas de la bahía y los cientos de especies animales y plantas, atraen a los visitantes, aunque sigue siendo un destino "secreto" entre el desierto y el mar.

La Bahía de San Fernando un área protegida, que abarca 380 acres (154 ha), fue declarada reserva nacional en el 2011, cuando su ecosistema abundante se vio amenazado por la construcción de un “mega puerto” para los buques enormes de cargas en ruta desde los Andes hasta Brasil. Con la declaración de la bahía como una zona reservada, el Ministro del Medio Ambiente de Perú cree que de esta forma los recursos naturales más importantes del país estarán mejor protegidos.

Uno de los recursos más valiosos sorprendentemente, son las algas en las aguas de la bahía. La salud de las algas en el océano determina la salud de toda la vida en la cadena alimenticia, en el 2012 hubo un incidente aterrador en el que más de 200 delfines murieron en las aguas de Perú, se cree que la causa fue la proliferación de las algas toxicas, por lo tanto, la salud de las algas en Perú es más importante que nunca. Además, de mantener los diferentes ecosistemas funcionando como en la Bahía de San Fernando, los peruanos utilizan las algas en ensaladas tradicionales y algunas recetas de ceviche.

Los animales que rodean la bahía incluyen 252 especies de aves, 90 tipos diferentes de peces y crustáceos, reptiles asombrosos y mamíferos como el zorro Culpeo y el puma. Además, cientos de leones marinos se pueden observar jugando y durmiendo en la playa. Los amantes de las aves vienen a ver el Cóndor de los Andes que hacen un viaje largo desde las montañas hacia la bahía y de regreso, en busca de alimentos. Pero el espectáculo es de los pingüinos adorables Humbolt (ahora una especie en peligro de extinción), todo este entorno seguro y natural, vale la pena visitarlo.

Para ver estas maravillas de la naturaleza, fuera de la carretera los vehículos que salen de Nazca (normalmente ofrecen transporte al hotel) llevan a los visitantes a través de las arenas desérticas, algunas excursiones paran para realizar sandboard en las dunas masivas y en la bahía. Debido a que el tour comienza en el desierto y finaliza en las aguas frías del Pacifico, se recomienda a los visitantes vestirse con ropa ligera por la mañana y traer una chaqueta o un suéter para finalizar la jornada. Desde “surfear” en el desierto hasta ver la vida marina inusual de cerca, en solo un día, esto es realmente una experiencia peruana.

South Coast, Peru, Sudamerica

Tour Guiado

Arqueología

Viaje en Bote

Ruinas

Gastronómico

Marine Mammal Observation

Culinario

Más

South Coast