La Geografía de Perú

El territorio terrestre de Perú es aproximadamente tres veces más grande que California. Dentro de él se puede encontrar una enorme variedad de características topográficas y ecosistemas, incluyendo gigantescas montañas, exuberantes selvas, y áridos desiertos.

Peru

La Geografía de Perú

Aparte de los Himalayas, los Andes conforman la cordillera montañosa más alta del planeta. Esta cadena montañosa corre a través del centro del país, separando los áridos desiertos costeros de la Cuenca del Amazonas. La montaña más alta de Perú es Huascarán — con sus 6,768 metros (22,205 pies) de altura, es la montaña tropical más alta del mundo. Los Andes Peruanos están separados en diferentes cordilleras montañosas, las cuales a veces corren paralelas entre ellas.

La Cuenca del Amazonas se ubica al este de los Andes. Los arroyos caen desde las montañas y eventualmente se unen a enormes y lodos ríos que fluyen a través de las selvas tropicales en las tierras bajas. Los Amazonas albergan una gigantesca variedad de ecosistemas y apoyan una asombrosa gama de vida. La Selva Amazónica es la selva más grande de la Tierra y se extiende sobre aproximadamente 60 porciento de todo el territorio Peruano.

Los Amazonas pueden ser húmedos, pero la costa Peruana es bastante seca. Esta región árida es el resultado principalmente de la Corriente de Humboldt, la cual extrae humedad de la tierra. Sin embargo, esta corriente trae enormes cantidades de plancton a las áreas costeras, lo cual atrae a todo tipo de peces y demás depredadores marinos. Estas fértiles tierras de pesca han ayudado a establecer antiguas culturas costeras en Perú.

Las zonas climáticas de Perú dependen principalmente de la altitud. En menos de 950 kilómetros (600 mi), usted podría ir desde el nivel del mar hasta 4,000 metros (13,000 pies) de altura. Evidentemente, esta rápido cambio de altitud genera todo tipo de microclimas que albergan ecosistemas únicos e importantes áreas agrícolas.

Una considerable porción de la agricultura Peruana se lleva a cabo en los valles fértiles ubicados en medio de las cordilleras montañosas Andinas. Localizados a elevaciones entre los 2,000 y 4,000 metros (6,500 – 13,000 pies) de altura, estos valles producen alrededor de la mitad del suministro de comida en Perú. Los Inca cultivaron terrenos – incluyendo frutas, vegetales, y granos – de estos valles usando terrazas e irrigación. La nieve acumulada de los Andes proporcionó una fuente de agua durante todo el año, de la cual mucha fue transportada por la irrigación antigua. Algunos de estos canales de irrigación siguen vigentes hoy en día.

Otro rasgo geográfico único de Perú es el altiplano. Ubicado entre el Lago Titicaca y Cusco, estas hermosas praderas se encuentran a elevaciones que oscilan entre los 4,000–4,800 metros (13,000–15,700 pies) de altura. Estos terrenos proporcionan pasto para alpacas, llamas, y camélidos, un tipo de camello Suramericano.