Crimen y seguridad en Panamá

Panamá es uno de los países más seguros en Centroamérica. De igual manera es uno de los más viables económicamente, con la ventaja geográfica del Canal de Panamá considerado un centro mundial. Aunque prospera en el transporte marítimo, la banca, el comercio y el turismo, esto no quiere decir que Panamá esté libre de problemáticas; su economía ha decaído a lo largo de los años, pero pronto se experimentará un alza gracias a la finalización de la masiva expansión del canal. A pesar de esto es importante notar que la riqueza se encuentra históricamente distribuida desigualmente en el país, el cual posee un cuarto de su población viviendo en pobreza.

Antecedentes

Aunque es relativamente seguro y ciertamente hermoso, si viaja a Panamá tome ciertas precauciones básicas para mantener la salud y seguridad durante el viaje. Disfrutará de la amabilidad y la diversidad de personas y la cultura, pero los problemas socioeconómicos requieren que se mantenga atento durante el viaje. Las naciones con este tipo de disparidad en las condiciones de vida con frecuencia experimentan tasas más altas de crimen y Panamá no es una excepción con una tasa de homicidios que alcanzó las 800 muertes por cada 100.000 personas en el año 2009. Los crímenes menos violentos como el hurto actualmente se encuentran en una tasa de 7.2 por cada 100.000 personas. Por lo tanto, se han hecho esfuerzos para amortiguar estas problemáticas y en cierta medida han tenido éxito: disminuyendo la tasa de homicidios a un paso constante desde el año 2010. Otros tipos de crimen ocurren principalmente en provincias con ciudades grandes como Ciudad Panamá, Colón y Chiriquí.

Los secuestros de largo proceso en los que los delincuentes intentan obtener dinero del rescate a través de los familiares de la víctima están disminuyendo, pero los "secuestros rápidos" están aumentando. Los secuestros exprés involucran a delincuentes que secuestran temporalmente su víctima y la liberan una vez que los obligan a entregar objetos de valor; en este tipo de secuestros el ladrón también puede llevar a la víctima hasta un cajero automático y obligarla a retirar dinero en efectivo. Se estima que un 90 por ciento de este tipo de delitos no se denuncian por temor a represalias.

El tráfico de drogas en el país ha aumentado durante la última década por dos razones: la primera es la falta de control del país sobre sus aeródromos y costas, permitiendo que los narcóticos se transporten fácilmente a los Estados Unidos y la segunda que es la presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de soldados de refugiados de Columbia. En Colombia los agricultores de coca a menudo colonos de otras partes del país desplazados por la violencia política de la década de 1950 son perseguidos por el gobierno. El gobierno colombiano vincula el cultivo de coca con los revolucionarios creando lo que algunos teóricos políticos llaman "narco guerrillas" por lo que se ha visto en Panamá un aumento mensurable en el tráfico de drogas desde la llegada de las FARC.

Los Estados Unidos no sólo proporciona la demanda de gran parte de los cargamentos de drogas ilícitas de Panamá, sino que también ha creado las circunstancias que alentaron la formación de bandas callejeras en Panamá; estas no surgieron en el país hasta la década de 1980 y no se volvieron tan problemáticas hasta que Estados Unidos invadió Panamá en 1989. cuando el ejército panameño se disolvió, muchos soldados se convirtieron en pandillas; hoy en día muchas de estas pandillas tienen miembros con edades entre los 13 y 15 años, más de 1,600 niños empujados por la pobreza y las drogas.

Teniendo en cuenta estos factores, tiene sentido que los menores cometan la mayoría de los robos y secuestros en Panamá. Se ha establecido un toque de queda para los menores de 18 años y en áreas metropolitanas el cumplimiento de la ley se aplica estrictamente, incluso a los estudiantes que toman clases nocturnas se les exige que lleven permisos y los menores atrapados sin sus tutores legales pueden ser encarcelados hasta el adulto encargado vaya por él.

Panamá fue fundada en 1519, pero algunos panameños consideran que este país moderno tiene sólo 13 años de edad, habiéndose convertido en un país totalmente independiente después que Estados Unidos renunció al poder. En tan pocos años, Ciudad de Panamá ha crecido para lucir cada vez más y más de clase mundial, con rascacielos e incluso una cervecería artesanal. A fin de cuentas, ciudad de Panamá se considera un destino seguro y popular entre los visitantes, desde las familias con niños hasta despedidas de soltero.

Aun así, es importante cumplir con las recomendaciones de la siguiente lista mientras disfruta de Ciudad de Panamá.

Evite los barrios desconocidos o conocidos como peligrosos como: El Chorillo, Santa Ana, Curundu y San Miguel. Los barrios como El Chorillo son peligrosos debido a la violencia de pandillas, pero los turistas rara vez son víctimas de delitos violentos en la ciudad; sin embargo, zonas turísticas como el histórico Casco Viejo y las ruinas de Panamá la Vieja, son conocidas por el robo a turistas. Para evitar ser víctima de un robo o secuestro exprés, no se aleje de los principales lugares de interés sin un guía.

Lo mejor es evitar Colón, a menos que lo visite en un grupo. Colón es una ciudad portuaria considerada peligrosa tanto por panameños como por viajeros, con la excepción de las zonas de cruceros; conocida por los robos, los viajeros han encontrado que es imposible caminar por las calles de Colón sin ser abordados agresivamente por los hombres que ofrecen servicios de guía turístico, de los cuales muchos de estos hombres son en realidad ladrones.

Otra zona de peligro conocida es el Darién cerca del Caribe: esta región especialmente en la zona boscosa entre Panamá y Colombia es de alta criminalidad debido a la presencia de la guerrilla colombiana y el tráfico de drogas en las costas. Por otro lado, la provincia de Darién es un lugar de indudable belleza y culturalmente fascinante que muchos viajeros optan por visitar con guías profesionales.

Seguridad Vial en Panamá

Conducir en Panamá no es como hacerlo en EE.UU., a pesar del hecho de que se conduce por la derecha. Las rotondas son una característica común de la planificación de la ciudad, que los conductores estadounidenses pueden encontrar confusas. La falta de señalización junto a la falta de regulación hace que entrar y salir de las rotondas sea una experiencia desconcertante. Particularmente Ciudad de Panamá posee un tráfico pesado y una falta notable de señales e incluso intersecciones bulliciosas.

Los caminos rurales tienen poco mantenimiento y poca iluminación por lo que se aconseja no conducir de noche fuera de la ciudad. Si tuviera un inconveniente por la noche, la asistencia de emergencia en carretera es limitada. La carretera de Ciudad de Panamá-Colón es una de las más antiguas del país y particularmente peligrosa.

También se deben evitar algunos transportes públicos. Ciertos autobuses no reciben el mantenimiento correcto, especialmente los autobuses "Diablos rojos" de Ciudad de Panamá, lo que los hace propensos a accidentes. En el 2015, se programó retirar y reemplazar estos autobuses por un moderno Tren eléctrico que es actualmente una excelente opción de transporte seguro. Además, puede dejar el manejo a los profesionales y reservar su transporte a través de Anywhere.

Salud y Seguridad

Aunque en Panamá no se requiere ninguna vacuna para ingresar, se recomienda que los viajeros se vacunen contra la fiebre amarilla, la fiebre tifoidea y la hepatitis A y B. Incluso una vacuna contra la rabia es una buena medida de precaución para aquellos que planean aventuras en la selva ya que los vampiros en Panamá algunas veces pueden transmitir enfermedades.

La diarrea del viajero, común en toda América Central se puede evitar tomando agua tratada, comiendo vegetales cocidos y siendo cauteloso con los vendedores ambulantes; además llevar un antidiarreico siempre es sabio.

Panamá está creciendo de manera positiva, aunque los aumentos económicos están ocurriendo junto con aumentos en el crimen juvenil. Este es un país que trabajan activamente para mejorar la seguridad de sus ciudadanos y visitantes; además de acciones como la ley del toque de queda, Panamá está empezando a trabajar para poner fin a más crímenes de alto perfil, especialmente la corrupción de su propia policía y gobierno. En 2015 la Corte Suprema de Panamá inició una investigación sobre el cargo del ex presidente y figura polarizadora de Ricardo Martinelli. Si se puede detener la corrupción desde el nivel más alto, tal vez esta transparencia se filtre haciendo que Panamá sea más seguro para todos.

Lugares más seguros para visitar

Ciudad de Panamá: Desde el famoso Canal hasta las ruinas de la catedral colonial de Panamá Viejo la historia de esta ciudad se mantiene viva. Ciudad de Panamá también es un centro cultural con espectáculos de danza tradicional, música en vivo, museos y cocina variada. Las actividades al aire libre incluyen caminatas o montar en bicicleta por la Calzada de Amador "cuatro islas construidas a partir de rocas excavadas del canal" o tours de la ciudad en la selva cercana.

Boquete: Un atractivo pueblo de montaña a lo largo del río Caldera. Boquete atrapa los corazones de viajeros de todo el mundo, no sólo por su belleza, paraíso cultural con un festival de jazz popular y plantaciones de café finos, además se sabe que es muy seguro para los viajeros, la gran comunidad de expatriados allí puede dar fe de eso.

Coronado: Este pueblo de playa se ubica a las afueras de la ciudad de Panamá; un área bien desarrollada con unos 600 residentes de tiempo completo, muchas más casas de verano y vacacionistas. Los restaurantes y alojamientos de playa en Coronado el fin de semana atraen tanto panameños como expatriados por igual.

Bocas del Toro: El relajado ambiente tropical de este destino turístico en Isla Colón es el lugar favorito de muchas personas en Panamá. El turismo en Bocas del Toros atrae algunos estafadores, disfrute de las playas, pero tenga cuidado con los estafadores, los cobros excesivos de “guías turísticos” y los carteristas.

No vaya sin un guía

Parque Nacional Darién: No vaya sin guía y hospédese en Santa Cruz de Cana.

Bahía de Piñas: Considerada una zona segura en el Darién; Bahía de Piñas cuenta con alojamientos considerados lujosos en comparación con las ofertas de otros lugares de la región.

Recomendaciones:

  • Deje la joyería llamativa en casa.

  • No acepte servicios de guías turísticos de nadie más que una compañía establecida.

  • No camine o regrese a un destino por la noche. Utilice un taxi registrado.

  • No se quede en las atracciones turísticas como en Casco Viejo después del anochecer.

  • Evite los autobuses Diablos Rojos: los carteristas apuntan a los turistas en ellos.

  • Familiarícese con un mapa e identifique los barrios que debe evitar.

  • Empaque un par extra de gafas y medicamentos adicionales.

  • Realice y traiga una copia de su pasaporte.

  • Absténgase de poner la dirección de su casa en la etiqueta del equipaje para evitar el robo de identidad.

  • Compre un teléfono celular en Panamá o use una tarjeta SIM local.

  • Lleve una fotografía actualizada de los miembros de su grupo, especialmente los niños en la remota posibilidad de una separación.

  • Prepare un pequeño botiquín de primeros auxilios: vendas, repelente de mosquitos, medicamentos para la diarrea, etc...

Ningún país es perfecto, pero cada país posee su propia cultura y belleza única. Siguiendo estos consejos y trucos, podrá reservar de forma segura y confiada su aventura en Panamá y tacharla de su lista.

Jose
Jose
Rated 9.8 out of 10 based on 219 reviews
Trip Advisor
 
¿Te ayudo?

1-888-456-3212