El Valle Sagrado

Los primeros habitantes del Valle Sagrado apreciaban esta tierra no sólo por sus paisajes espectaculares y vistas panorámicas, el Valle Sagrado también ofrecía amplias oportunidades para la agricultura y tenia agua abundante en los confines del desierto. Su fertilidad fue el resultado de un clima soleado y del Río Urubamba que recorre el valle.

Desde Ollantaytambo en el norte, el Río Urubamba fluye hacia el suroeste. Formando una ruta de pueblos andinos pequeños y centros Incas. El valle termina en la meca artesanal de Pisac. Con la cordillera Urubamba cubierta de nieve, las laderas y riberas, forman un eco en el paraíso Inca.

En Ollantaytambo, en el extremo del Valle Sagrado cerca de Machu Picchu, visite la aldea Inca más intacta del valle. Vea una de las muchas ruinas de los templos Incas o visite el Baño Princesa, un conjunto de fuentes y piscinas de hidromasaje que todavía borbotea.

Casi a la perfección en el centro del valle, en los pies de las montañas, Urubamba le permite experimentar el esplendor de la fauna que crea el río. Deténgase aquí para conocer el paisaje un poco mejor. Tendrá muchas oportunidades para realizar ciclismo, paseos a caballo, parapente y escalar rocas. No importa cuál sea su aventura de elección, siempre tendrá una vista panorámica, donde quiera que mire están las laderas de las montañas con sombras de las nubes.

Antes de continuar por el valle, considere desviarse a Moras y Moray, pueblos pequeños que todavía mantienen los restos de centros agrícolas. Las minas de sal de Maras, construidos por los incas en la ladera de una montaña, todavía brillan con capas de sal, siendo los residuos del agua evaporada recientemente. Más hacia el oeste, en Moray, observe los círculos concéntricos cavados en la tierra, formando escalones hacia el centro. Más recientemente, los estudiosos han sugerido que esto fue un experimento agrícola Inca, para ver cómo los cultivos crecían a diferentes alturas.

Más hacia el sur, encontrará Calca, uno de los pueblos más pequeños en el valle. Calca es el hogar de una ruina Inca pequeña, Hucuy Qosco. Este es un destino para los excursionistas que deseen un reto, ya que está ubicado en la cima de una pendiente pronunciada. En las ruinas en la sala Inca, usted estará en una ubicación privilegiada para ver el valle que se despliega a lo lejos.

Pisac es un destino famoso para los que buscan suvenires y coleccionistas. Cuenta con uno de los mercados más grandes de artesanía en Perú, lleno de artesanos locales. Admire los textiles y prendas de lana de alpaca, esponjoso, teñido y tejido de acuerdo con al estilo simbólico andino.

En la cima desde la parte comercial de Pisac, explore una de las ruinas incas más complejas del valle. Las terrazas agrícolas ocupan grandes extensiones de tierra a lo largo de la ladera de la montaña. Eventualmente el camino conducirá hacia el Templo del Sol, una estructura aún formidable en la parte superior. Desde aquí, usted tendrá una de las vistas más inolvidables y extensas del Valle Sagrado.

Cuando termine su aventura a lo largo del valle, deténgase en la aldea para ordenar una chicha o una cerveza local hecha de maíz. Es un gusto adquirido, pero pruébelo por lo menos una vez y brinde por la persistencia de las tradiciones andinas en el Valle Sagrado, un mundo en sí mismo.

El Valle Sagrado
Southern Highlands, Peru, Sudamerica

Ruinas

Tour Guiado

Arqueología

Caminata

Bicicletas

Histórico

Cabalgatas

Comunidad

Textiles

Compras

Más

Southern Highlands
Puntuación media
232 Comentarios

"One of the best experience I have ever had!"

SHEVANNE H
El Valle SagradoEl Valle Sagrado232