Parque Nacional Sangay

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Parque Nacional Sangay es el área protegida más grande de las tierras altas de Ecuador. Este parque remoto es el hogar de tres volcanes, así como de una amplia variedad de flora y fauna.

Parque Nacional Sangay
Central Sierra
Central Sierra, Ecuador, Sudamerica

El parque con una extensión de 3.000 millas cuadradas (4.828 kilómetros cuadrados) se convierte en el área protegida más grande de toda la Sierra. Fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Dentro del parque se encuentran más de 10 diferentes zonas de vida. En el flanco occidental se ubica la región montañosa, conocida como el páramo. En el lado oriental, el parque cubre partes de la cuenca del Amazonas. No es de sorprenderse, que el Parque Nacional Sangay es el hogar de una variedad de flora y fauna, alrededor de 500 especies de aves y más de 3.000 especies de plantas se encuentra aquí. Los animales más esquivos, incluyendo dantas, pumas y osos de anteojos, también residen en esta zona.

Varios volcanes se encuentran dentro del Parque Nacional Sangay. El volcán activo Tungurahua se halla dentro de los confines al norte del parque. El volcán cónico alcanza una altura de 16.480 pies (5.023 m) y constantemente libera pequeñas columnas de ceniza. En el centro del parque se localiza El Altar, una caldera de media luna de 16.480 pies (5.023 m) de altura con una laguna en su base. Antes de que El Altar estallara hace miles de años atrás, probablemente era uno de los volcanes más grandes del mundo. En el extremo sur del parque se encuentra el Volcán Sangay, que se eleva a una altura de 17.388 pies (5.300 m). Este volcán sigue activo y esporádicamente emite cenizas desde su pico. La única montaña que se puede escalar es el Altar, pero es considerado una subida avanzada.

Desafortunadamente, la mayor parte del Parque Nacional Sangay no es de fácil acceso para los visitantes y existen pocas instalaciones. Sin embargo, varias oportunidades para realizar caminatas son accesibles alrededor de la región El Altar, esto podría ser una experiencia inolvidable.