Hoteles en Baja Verapaz

Por más de 30 años, este pedacito de tierra cubierta de nube se ha estado convirtiendo en un sueño compartido por la familia, el sueño de ser siempre el refugio del majestuoso Gucumatz y de todos los que quieran descubrir su forma de vida. Por eso, invitamos a todos los amigos del Quetzal que lo han conocido en nuestra reserva para unirse a este nuevo proyecto, donde podamos intercambiar información y compartir las experiencias inolvidables de aquella primera vez en la que vimos al de pecho rojo lucir sus largas plumas…