La Geografía y el Clima de Guatemala

Guatemala posee un clima tropical y un clima determinado principalmente por su geografía y su altitud. Las tierras altas tienden a ser más frías que las áreas costeras y las llanuras. Asimismo, en las ciudades principales, como La Antigua, Ciudad Guatemala, y Quetzaltenango, usted encontrará temperaturas cómodas de primavera a lo largo de casi todo el año. Aquí también hay estaciones (o épocas) seca y lluviosa.

Guatemala A menudo se cree que Guatemala es únicamente caliente y tropical, y en algunos lugares ciertamente este es el caso; a lo largo de las costas y en los bosques bajos, por ejemplo. Sin embargo, en las áreas montañosas las temperaturas son más frías. Aquí, la elevación es el factor decisivo del tiempo y el clima. En otras palabras, mientras más arriba vaya, más frío se pondrá el clima. La precipitación depende principalmente de qué tan cerca se encuentre de la costa y de qué lado de la cadena montañosa se encuentre.

Guatemala limita tanto con el Océano Pacífico como con el Mar Caribe. Una cresta volcánica corre a lo largo del centro del país, extendiéndose de este a oeste: desde El Salvador hasta México. Cerca de la frontera con El Salvador, las cumbres tienden a disminuir en tamaño. En total, hay 33 volcanes, de los cuales algunos permanecen activos. El Volcán Tajmulco, con sus 4.200 metros (13.845 pies) de altura, es el punto más alto de todo Centroamérica. Muchos de los volcanes, especialmente aquellos ubicados cerca de Ciudad Guatemala y el Lago Atitlán, podrán ser escalados.

La Sierra de los Cuchumatanes es una cordillera montañosa que se extiende desde México hasta adentrarse en Guatemala. Esta cordillera montañosa no volcánica es la cadena de montañas más alta en todo Centroamérica; su unto más alto alcanza los 3.837 metros (12.588 pies) de altura. Otra cordillera, la Sierra de las Minas, se encuentra en la parte oriental del país. Petén consta más que todo de tierras bajas, aunque también hay unas cuantas montañas.

En Guatemala, las temperaturas varían según la altitud. Las áreas más calientes están cerca de las costas y en las llanuras. Éstas tienden a tener una temperatura anual promedio de aproximadamente 27°C (88°F). A elevaciones de alrededor de 1.200-1.800 metros (4.000-6.000 pies), las cuales corresponden a los valles montañosos cerca de Ciudad Guatemala y Antigua, la temperatura es bastante agradable; a lo largo del año, la temperatura anda por 16-21°C (60-70°C). A mayores elevaciones la temperatura promedio consta de 4°C (40°F).

Además, los inviernos norteamericanos usualmente coinciden con las temperaturas frías en Guatemala. Desde noviembre hasta febrero, las temperaturas podrían caer bajo cero en las tierras altas. En caso de que se encuentre en Guatemala durante ésta época del año asegúrese de traer una suéter o una chaqueta, especialmente si planea practicar un poco de senderismo. Marzo y abril tienden a ser los meses más calientes del año; a lo largo de la costa del Pacífico y en las llanuras de Petén, las temperaturas podrían rondar los 38°C (100°F). Antigua y Ciudad Guatemala podrían alcanzar temperaturas máximas más bajas alcanzando los 29°C (85°F).

Al igual que otros países de Centroamérica, Guatemala tiene una época seca y una lluviosa. La época seca (verano) usualmente dura desde noviembre hasta mayo, mientras que la época lluviosa (invierno) típicamente se extiende desde mayo hasta noviembre. Durante la época lluviosa cada día está acompañado de un aguacero, los cuales tienden a caer durante la tarde. Las mañanas frecuentemente son soleadas, pero eventualmente se rinden ante las lluvias y las nubes. Los últimos meses de la época lluviosa usualmente son los más húmedos.

El Altiplano Occidental y la Vertiente del Pacífico tienden a ser las partes más húmedas del país, recibiendo un promedio de 30-60 pulgadas de lluvia anualmente. Las tierras montañosas en la parte oriental de Guatemala usualmente reciben 20-30 pulgadas al año. Sin embargo, esto puede variar significativamente dependiendo de la altitud y del fenómeno de El Niño. El Niño usualmente se traduce en una época séca más prolongada.

Durante una o dos semanas en julio y/o agosto, pueden haber descansos en la lluvia. Conocido como la canícula, este período coincide bastante bien con las vacaciones de verano en los Estados Unidos, y ofrece a los viajeros una buena oportunidad para disfrutar de un buen tiempo durante sus vacaciones.