Andiroba

El andiroba es un árbol tropical que puede encontrarse en el bosque lluvioso, usualmente en la orilla de los ríos. La corteza es de un color marrón grisáceo, que eventualmente alcanza en promedio una altura entre los 35 y los 55 metros. Sus hojas crecen muy juntas.

Acerca de Andiroba

El árbol de andiroba (Carapa guianensis) muda sus hojas cada año, para que le broten pequeñas flores blancas. Los insectos polinizan el árbol, y durante la época de florecimiento el árbol se cubre de hormigas. En su desarrollo temprano, el árbol posee hojas muy grandes, las cuales disminuyen en tamaño conforme el árbol madura.

Las semillas de andiroba viven dentro de pequeñas vainas maderosas. Estas vainas tienen bordes redondeados y una forma triangular. Las vainas de andiroba pueden flotar, y ya que estos árboles crecen cerca de los ríos, las vainas que caen de los árboles pueden flotar hacia una nueva área donde existe la posibilidad de que echen raíces. En Costa Rica, tanto a los roedores como a los cerdos salvajes les gusta comerse las vainas, así que a veces se las llevan para comérselas más tarde. Las vainas que al final no son comidas también pueden crecer para convertirse en nuevos árboles.

Los árboles de andiroba tienen múltiples usos para los humanos. Este árbol es un miembro de la familia del caoba, por lo cual su madera es excelente para construir cosas. Muchas personas plantan estos árboles con el propósito de fabricar hermosos muebles.

Los residentes del Amazonas utilizan este árbol para hacer medicina. El aceite de andiroba tiene propiedades anti-alérgicas y anti-inflamatorias. Este aceite además mantiene al árbol seguro ya que funciona como un repelente de insectos natural, propiedad que hace al aceite de andiroba muy valioso para los humanos. También ha sido evaluado en estudios científicos por su uso en el tratamiento de enfermedades hepáticas.

En la Selva

Lugares Donde Se Ha Observado