Hoteles en Puerto Jiménez Costa Rica

Situado en la región del Pacífico Sur, el Danta Corcovado Lodge es una granja familiar con opciones de alojamiento en la Península de Osa. Este lodge ofrece alojamientos diseñados creativamente en un escenario tropical a 8 km del Parque Nacional Corcovado y cerca de la Reserva Indígena Guymí.
La Iguana Lodge está ubicado en la Península de Osa en el Pacífico Sur de Costa Rica, a 4km de la ciudad de Puerto Jiménez. Rodéese de la total, cruda y salvaje belleza de la selva y playas de la península, que le quitarán el aliento, y todo justo fuera de su puerta. Descubra las más exóticas aves, diversa y exuberante vida silvestre y especies marinas inolvidables, de esta impresionante e inspiradora área selvática.
El Agua Dulce Beach Resort se encuentra sobre la Playa Puntarenas, ubicada en la costa de la indomable Península de Osa. Desde la playa, con frecuencia podrá apreciar delfines y ballenas.
Arenas de Osa Lodge está localizado en Puerto Jiménez, un pueblo portuario de la Península de Osa. Este es el principal destino para el turismo ecológico en Costa Rica, hay una gran variedad de actividades al aire libre, donde los visitantes podrán elegir. En Puerto Jiménez encontrará instalaciones suficientes y un amplio numero de operadores turísticos que le podrán ayudar a reservar excursiones como rapel en bellas cascadas, ciclismo de montaña, kayak, pesca deportiva y tours de un día al Parque Nacional Corcovado.
Asilado en el sur de la Península de Osa, en la Región del Pacífico Sur, el Santuario de Yoga y Spa Blue Osa está anidado en la jungla, y cuenta con miras a una playa aislada. Ubicado a 13 kilómetros de Puerto Jiménez, esta exquisitamente diseñada propiedad crea un ambiente cómodo y relajante donde los huéspedes podrán enfocarse en recuperar su bienestar personal.
Cacao Monkeys es un proyecto sostenible y respetuoso con el medio ambiente que ofrece 5 búngalows en el pueblo de Puerto Jiménez; en la Península de Osa que forma parte de la región del Pacífico Sur de Costa Rica. Los alrededores de 3,5 hectáreas de bosque secundario dan a los visitantes una muestra de uno de los lugares biológicamente más diversos del planeta.