La Educación en Costa Rica

Caminando por la calle de cualquier pueblo costarricense, es posible que se tope con grupos de niños de escuela con sus arreglados uniformes azul con blanco. Los estudiantes podrían apenas alcanzar los seis años, o un o podrían estar a punto de volverse adultos. Podrían ser niños o niñas, afables y simpáticos o callados y solitarios. A pesar de sus diferencias, todos estos niños tienen algo en común; ellos reciben una educación gratis y completa financiada por el Estado.

Como un país pionero en sostenibilidad, los líderes de Costa Rica entienden bien que las acciones de hoy acarrean un enorme impacto en el futuro. En términos medioambientales, esto quiere decir que se deben proteger los recursos naturales para que sigan produciendo beneficios al país. Costa Rica adopta un enfoque similar con la educación. Al percatarse de la importancia de proporcionarle a los niños una educación sólida, el país está invirtiendo en futuros científicos, empresarios, y líderes del gobierno. La idea es simple — si una sociedad fuerte es lo deseado para el futuro, coloque sus esfuerzos en la educación desde ya.

En este sentido, la educación se toma muy en serio en Costa Rica — de hecho, el país posee uno de los mejores sistemas de escuelas en Centroamérica y Suramérica. La mayoría de estudiantes se gradúan de secundaria y hablan inglés, y el nivel de alfabetismo es de 95 porciento para todo aquel mayor de 15 años. Efectivamente, el énfasis de Costa Rica en proveer una educación gratis y universal es fácil de ver en sus ciudadanos globales y hablantes de inglés.

Las escuelas de Costa Rica tienen una meta sencilla: formar una población con buena educación que algún día llegará a mejorar su conjunto nacional (e incluso internacional). No se trata de individualismo o de adelantarse a los demás. Se trata de equipar a los estudiantes con las habilidades necesarias para alcanzar el éxito y consolidar mejoras en las vidas del resto de la sociedad o humanidad. Tómese un minuto para hablar con los niños en Costa Rica y probablemente le contarán sobre cómo lo que están aprendiendo será de gran utilidad para el futuro. Incluso podrían contarle sobre las importancias de proteger los recursos naturales (como para los usos médicos o sobre la utilidad de saber manejar una computadora (como para ayudar a esparcir información). Este es el enfoque simbólico al aprendizaje que define el sistema educativo de Costa Rica.

El énfasis de Costa Rica en la educación se remonta al año 1869, cuando la educación se hizo gratis y oligatoria para todos los ciudadanos — de hecho, Costa Rica fue el primer país en Centroamérica en lograrlo. Después de la abolición del ejército de Costa Rica en 1948, el dinero se invirtió en grandes cantidades en la educación. Desde la década de 1970, alrededor de 30 porciento del presupuesto nacional se ha invertido en la educación, y hoy en día los costarricenses cuentan con más profesores que policías. ¿Qué tal este orden de prioridades?

La educación primaria es obligatoria para niños desde los 6 hasta los 13 años y dura seis años. La educación secundaria es voluntaria y se extiende de cinco a seis años. Durante el tiempo de un joven en la secundaria, los primeros tres años se apartan para la educación general, mientras que los últimos dos o tres años se destinan para un entrenamiento especial. Costa Rica no contaba con universidades hasta 1940, pero en la actualidad el país posee cuatro universidades financiadas por el estado y muchas universidades privadas.

A pesar del enfoque del país en la educación, es un poco común que los niños de áreas rurales no continúen con la escuela después del sexto grado — esto se da porque a menudo estos niños permanecen en casa trabajando en los cultivos de sus padres. Por lo tanto, el gobierno trata de mantener la educación a flote en las comunidades rurales equipando cada municipalidad con una biblioteca.

Hoy en día, el sistema educativo de Costa Rica ha crecido hasta alcanzar más de 4,000 escuelas. Además de las escuelas públicas, hay escuelas privadas dispersas a través del país. Algunas escuelas privadas ofrecen cursos en otros idiomas y podrían basarse en un currículum semejante al de Estados Unidos. Los títulos de estas escuelas incluyen un Diploma de Secundaria Estadounidense, acreditado por la Asociación de Colegios y Escuelas del Sur (SACS); y el Diploma de Bachillerato Internacional, acreditado por la IBO en Suiza.

El sistema educativo de Costa Rica celebra los feriados nacionales y religiosos, por lo que durante estos días no se imparten clases. Uno de los feriados más celebrados es Semana Santa, la cual toma lugar una semana antes de Pascua. Navidad, Año Nuevo, y el Día de la Independencia son otros feriados de gran importancia.

Durante su viaje en Costa Rica, el énfasis nacional en la educación será evidente. Los locales son saludables, amigables, y usualmente dominan el idioma inglés — podrían platicarle sobre temas que van desde la conciencia medioambiental hasta las políticas globales, o también podrían compartir interesantes datos de la historia nacional. La conciencia medioambiental es otro fuerte indicador del sólido sistema educativo del país, con el 93 porciento de la energía del país producida a partir de recursos renovables. Muy pocos países pueden jactarse de lo mismo.

Conforme Costa Rica continúa hacia al siglo XXI, su compromiso por proveer una eduación gratuita y obligatoria será de gran ayuda en su desarrollo. Conforme cada vez más estudiantes continúen alcanzando la universidad, la nación se convertirá en un ejemplo no sólo para Centroamérica pero para el mundo en general también. Asegúrese de recordar esto cuando se encuentre caminando por las calles de Costa Rica, y se tope con esos grupos de niños y jóvenes con sus ordenados uniformes azules con blanco.