Reserva Curi-Cancha

La Reserva Curi-Cancha está ubicada en Monteverde, Costa Rica. Creada en el año 1997 de un terreno de tierra privada, esta reserva se extiende a través de 96 hectáreas (237 acres) y ayuda a proteger bosques primarios y secundarios. También es uno de los mejores lugares para el avistamiento de aves en el área.

Reserva Curi-Cancha Things to Do

Caminata nocturna Reserva Curi Cancha, Costa Rica
Caminata nocturna Reserva Curi CanchaMonteverde

Ingrese al santuario mágico del bosque lluvioso por la noche. No hay nada como observar a los animales nocturnos en su hábitat natural.

Naturalist Guide
Tour Nocturno
0 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
1 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
2 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
3 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
4 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
5 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
6 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
7 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
8 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
9 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
10 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
11 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
12 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica
13 - Reserva Curi-Cancha, Costa Rica

En altitudes bajas, la Reserva Curi-Cancha cubre bosques montanos húmedos de tierras bajas, mientras que en altitudes mayores encontrará bosques nubosos premontanos. La reserva protege a un gran número de especies de aves impresionantes, incluyendo al resplandeciente quetzal, el trogón ventrianaranjado, el tucán pico-iris, el pájaro bobo, y al colibrí colidorado. Aparte de aves, también podría tener la oportunidad de divisar armadillos, osos hormigueros, perezosos de tres dedos, pizotes, monos carablanca, monos congo, y tarántulas.

Cinco senderos serpentean a través de la reserva. Los senderos varían en longitud desde 1 hasta 2.2 kilómetros y se entran en contacto cercano con varias plantas que habitan la reserva. Aunque los senderos estén en muy buenas condiciones, pueden estar lodosos y resbalosos después de la lluvia, así que esté seguro de usar zapatos resistentes al visitar esta reserva. Hay varios puntos ideales para apreciar la vista panorámica a lo largo de los senderos.

Algunos senderos pasan por áreas abiertas llenas de césped que son excelentes para divisar animales. Frecuentemente las aves se acercan al borde del bosque o descansan en árboles individuales situados en el campo abierto.

Esta reserva ve muy poca cantidad de visitantes comparada con las reservas de Monteverde y Santa Elena. Esto hace de esta reserva un lugar discreto y agradable para visitar.