Bejuquillo

Nombre Científico: Oxybelis Aeneus

Acerca de Narrow-headed Vine Snake

Hábitat

Esta serpiente se puede adaptar a una variedad de hábitats.
Desde el bosque seco hasta el muy húmedo tropical, de transición a premontano y premontano. Pueden sobrevivir si hay pasto alto, arbustos bajos o árboles.

Rango

La serpiente Bejuquillo tiene una alta distribución. En el lado del continente se puede encontrar desde el sur de Arizona a través de México y hacia el norte de Perú y sur de Brasil, en la otra costa se puede encontrar en Trinidad y Tobago. En Costa Rica, es común en las tierras bajas hasta 1.340 m de altitud, excepto en las partes más secas del noroeste.

Parques Nacionales

Parque Nacional Corcovado, Refugio de Vida Silvestre Caño Negro, Refugio de Vida Silvestre Barra del Colorado, Parque Nacional Tortuguero, Parque Nacional Palo Verde, Reserva Nacional Cabo Blanco, Parque Nacional Carara y Refugio de Vida Silvestre Golfito.

Descripción Física

Esta serpiente es distinta por tener una cabeza puntiaguda y estrecha, con ojos grandes, redondeados, de color amarillo en la parte frontal de la cara. El cuerpo largo y delgado es color marrón a gris, con manchas de tono rojo, naranja, amarillo, verde o negro. La parte superior del labio es crema, la parte inferior de la cabeza y garganta, tienen una raya oscura en contraste de la fosa nasal, a través de los ojos y por el lado del cuello.

Las dos características más llamativas de esta serpiente son la cola y la boca. La cola puede ser hasta la mitad de su longitud total. Aproximadamente la mitad de los bejuquillos no tienen la cola completa después de ser atacados por depredadores. El interior de la boca es un color púrpura oscuro a negro azulado, cuando se ven amenazados, la serpiente abre la boca ampliamente y mantiene su posición para intimidar a los depredadores.

Biología e Historia Natural

Con su buen disfraz y comportamiento, esta serpiente es común en toda la región de Guanacaste en Costa Rica, donde recorre la vegetación cerca del suelo, durante el día.

La coloración y posición, hacen que la serpiente se asemeje a los bejucos. Cuando hace viento, hasta se menean suavemente mientras se deslizan entre las ramas y los bejucos para intensificar aún más su camuflaje. Este comportamiento es la principal defensa de la serpiente, cuando se ven amenazados y perseguidos. Si ocultarse no le funciona, mantendrá su boca abierta de manera amenazante contra su atacante. Este escenario es sorprendente, pero si no es lo suficientemente amenazador para disuadir a su agresor, la serpiente deberá hacer movimientos rápidos, pero no necesariamente morder. Si muerde, lo hará levemente con sus colmillos, pero la picadura provocará daño solo si le da tiempo para roer. El veneno es leve y puede causar ampollas o inflamación temporalmente, pero no hay daño permanente. Este veneno es más eficaz contra sus presas. Caza entre la vegetación o en el suelo, paralizándolas mediante la inyección de veneno.

Por la noche la serpiente se puede encontrar durmiendo enrollada en un árbol, de hasta 5 m del suelo. Se sosiega durante la estación seca y se esconde en árboles huecos y rincones húmedos. Las hembras esperan hasta la temporada de lluvias para poner sus 3 o 5 huevos, entre más grande sea la hembra pondrá mayor cantidad de huevos.

Dieta

Su principalmente alimento son las lagartijas, además la serpiente bejuquillo se alimenta de pequeñas ranas, aves, mamíferos e insectos.

Altura / Peso

Los adultos pueden tener una longitud total de hasta 2 m, aunque la mitad puede ser de cola.

Taxonomía

Orden: Squamata
Familia: Colubridae

Bibliografía

Leenders, Twan. A Guide to Amphibians and Reptiles of Costa Rica. Zona Tropical, S.A, Miami, FL, 2001.

Savage, Jay M. The Amphibians and Reptiles of Costa Rica: A Herpetofauna between two Continents, between Two Seas. The University of Chicago Press, Chicago, 2002.

Savage, J. M., N. J. Scott, and D. C. Robinson in: Janzen, Daniel H. Costa Rican Natural History. Chicago: University of Chicago Press, 1983.

Scott, N. J. in: Janzen, Daniel H. Costa Rican Natural History. Chicago: University of Chicago Press, 1983.

-Amy Strieter, Escritora de Vida Silvestre